con lo último de primero

Las diez peores series de 2016

Entre lo peor del año sorprende que Netflix y HBO hayan albergado en su programación parte de las ficciones del año más prescindibles y olvidables

Las diez peores ficciones que ha dejado el año, entre las que destacan de forma mayoritaria series procedentes de las networks aunque también aparecen Netflix y la mismísima HBO.

1. ‘Heartbeat’. Una de las principales apuestas de NBC para la ‘mid-season’ y también uno de sus mayores batacazos del año. A pesar de los que más notables intentos de Melissa George, su actriz protagonista, la serie no solo resulta una copia barata y a mucha distancia de ‘Anatomía de Grey’, sino que ni siquiera sirve como ‘guilty pleasure’. Un despropósito mayúsculo.

How to Get Away with Murder-series2. ‘Cómo defender a un asesino’. Ya en su primera temporada se evidenciaron los muchísimos fallos de la serie protagonizada por Viola Davis, pero en su tercera entrega, que ha ido registrando mínimos de audiencia de forma continuada, no ha logrado más que demostrar que la serie es un lío de la que ni los propios guionistas saben salir. Salvo su protagonista, que es una actriz a años luz del resto del reparto, lo demás es inservible.

3. ‘Empire’. La que fuese la serie revolución y revelación de 2015 es hoy una sombra de lo que fue, con cero interés para los espectadores, que solo ven la serie arrastrados por la inercia y no desde luego porque la serie les interese lo más mínimo. Salvo alguna canción pegadiza que otra y alguna frase mítica de Cookie, no hay nada que rascar en la serie musical de FOX.

4. ‘Telenovela’. Después de ‘Mujeres Desesperadas’ parece mentira que Eva Longoria decidiese embarcarse en una serie tan ‘low cost’ y que olía a cancelación antes de empezar. Pura caspa para una ‘sitcom’ de 20 minutos que intentó sin ninguna gracia emular a las telenovelas latinoamericanas y que dejó en evidencia las muchas limitaciones interpretativas de Longoria.

5. ‘Easy’. Netflix no siempre acierta y esta comedia dramática con ínfulas de profundidad ha sido un completo fiasco. A través de ocho capítulos con historias independientes entre sí, se narran diferentes conflictos de pareja, aunque no hay una sola historia que capte tu atención de verdad. Una serie que es sinónimo de indiferencia absoluta.

6. ‘Unbreakable Kimmy Schmidt’. A pesar de que ha estado nominada en los Premios Emmy como mejor comedia por sus dos temporadas, la ficción creada por Tina Fey empalaga como pocas series actuales, tanto por su personaje protagonista, interpretado por Ellie Kemper como por la trama principal de la serie, sin rumbo alguno. Lo único salvable es la inmensa Jane Krakowski, insuperable.

7. ‘The Catch’. Incomprensible que este despropósito de la factoría Shondaland tenga segunda temporada, sobre todo si se tiene en cuenta su paupérrima audiencia en su año de estreno. La premisa de la serie, un estafador que deja a una investigadora de élite sin un solo dólar en la cuenta, podría haber dado algo de sí, pero todo se queda en que ambos juegan al gato y al ratón en una serie soporífera de principio a fin.

8. ‘Vinyl’. Resulta imposible creer que HBO tenga una incursión negativa en cuanto a series se refiere. La ficción no podía venir mejor avalada, con Martin Scorsese en la dirección y con Terence Winter (‘Los Soprano’, ‘Boardwalk Empire’) en el guion, pero la serie es aburrida, pretenciosa y olvidable desde el primer segundo. El ejemplo perfecto una serie que pudo ser un bombazo y que se quedó en prácticamente nada.

fear the walking dead9. ‘Fear the Walking Dead’. Pocas veces un ‘spin-off’ supera las expectativas y mucho menos supera a su serie matriz. En este caso las expectativas eran altas y el batacazo inmenso. La serie ha querido diferenciarse tanto de ‘The Walking Dead’, que ni los zombis comparten el mismo equipo de maquillaje. Un desastre argumental, de personajes y con un ritmo desesperadamente lento. Nada, salvo el personaje de Nick, tiene el más mínimo interés.

10. ‘Madres forzosas’. Increíble pero cierto, la serie más bochornosa en la historia de Netflix no solo ha emitido dos temporadas en el mismo año sino que habrá una tercera entrega del revival de ‘Padres forzosos’. Una serie ridícula, sin ningún tipo de sentido que ha conseguido el beneplácito de la plataforma de vídeo bajo demanda y que sin duda constituye una gran mancha en el destacado catálogo de sus series.

Fuente: www.vanitatis.elconfidencial.com

1 Comment

Add Yours →

Hay muchas, muchas mas…. ejjejejejejeje… Con el afan de ganar diner las series estan siendo demasiado comerciales y esto es lo contrario a algo que marque y recuerdes en tu vida.
Como Breaking Bad nada, que tendra que pasar para que se haga algo con ese nivel?

Deja un comentario