5:34 am - lunes noviembre 20, 2017

Si no los escuchas cuando son pequeños, no intentes hacerlo cuando sean grandes

No los escuchas; no lo haces. Tus hijos te cuentan sus cosas y tú les restas importancia. Sin embargo, para ellos es fundamental que estés ahí.

Niña-triste-abrazada-a-su-madre-enterateCada uno de nosotros pensamos que nuestros problemas son peores que los de la persona que tenemos a nuestro lado. Como padres, ocurre lo mismo, pero en relación a los hijos.

Ellos son pequeños, se están iniciando en las experiencias de la vida, por lo que van a sentir y vivir lo mismo que nosotros.

Ahora nos parecen tonterías lo que tiempo atrás también nos afectaba.

¿Recuerdas cuando tus propios padres no te escuchaban? ¿Por qué ahora repites la misma conducta?

No les restes valor

A medida que crecemos vamos perdiendo esa inocencia que tienen los niños que les hace maravillarse con cada cosa que descubren.

Nosotros hace tiempo ya que hemos dejado atrás la capacidad de sorprendernos más de una vez con la misma situación.

Esto provoca que le restemos importancia a aquello que los más pequeños viven con ilusión, pero que a nosotros ha dejado ya de provocarnos emociones.

Aunque parezca que este comportamiento nuestro no va a influir en el futuro, lo cierto es que estamos muy equivocados.

Ahora no escuchamos a los más pequeños porque creemos que lo que les ocurre son “tonterías”. No obstante, ¿qué sucederá cuando se vayan haciendo mayores?

 En el momento de la adolescencia te frustrarás muchísimo porque no querrán hablar contigo y, quizás, en su juventud ocurra lo mismo. Pero, ¿qué esperabas?

Ponte en su lugar. ¿Qué hacemos cuando alguien no nos escucha? Dejamos de contarle nuestras cosas. Nos cerramos en banda y buscamos otros oídos que sí se interesan por lo que tenemos que decir.

El desinterés de hoy te será devuelto mañana

Es complicado escuchar a los más pequeños, pues en nuestra cabeza se encuentran pensamientos sobre trabajo y problemas en las relaciones que terminan por ahogar todas esas palabras dirigidas a nuestros oídos.

No servirá de nada que nos lamentemos cuando nuestros hijos sean grandes y entonces sí les tendamos la mano para que confíen en nosotros. Sin embargo, no has cultivado esa confianza desde un principio.

La infancia es un momento muy importante. En ella se gestan todos los traumas, problemas que afectarán a las relaciones, miedos, etcétera.

Si deseas que el día de mañana tu hijo sepa que te tiene ahí, que puede contarte cualquier cosa, que su mayor apoyo serás tú, desde hoy deja de lado el desinterés por lo que te cuenta.

Todas nuestras actitudes tienen una consecuencia. Esta es una de ellas. Si no los escuchas, no confiarán en ti.

 El lujo de escuchar a nuestros hijos

Escuchar a nuestros hijos es todo un lujo. Ellos crecen demasiado deprisa. Cuando sean grandes te darás cuenta de lo mucho que te has perdido.

Han pasado de tener riñas menores con sus amigos a problemas mucho más serios. Las lágrimas derramadas porque no le prestaron un lápiz pasarán a ser originadas por desengaños.

Tu hijo ha crecido y muchos de los problemas que hoy tiene requieren de alguien que pueda guiarle. ¿Quién mejor que tú para hacerlo, pero desde mucho antes?

Por ser niños no significa que no vayan a entender lo que les decimos. Ellos se dan cuenta de todo y sienten igual que los adultos.

La gran dificultad que tienen es que no son capaces de ponerle nombre a lo que les pasa. Tampoco entienden por qué les ocurren ciertas cosas y los motivos por los cuales suceden.

No malgastes tu tiempo en vano. Mañana te arrepentirás de no haber disfrutado en todos los sentidos de tus hijos.

Si no los escuchas, si no les prestas la atención que requieren, no esperes que el día de mañana acudan a ti para poder contarte lo que les atormenta.

Cuando son mayores, cuando sí te interese poder oír todo lo que tengan que decirte, ya no será posible. Porque si no los escuchas hoy, en un futuro tampoco lo harás.

Fuente: mejorconsalud.com

Categorías: Entérate

One Response to “Si no los escuchas cuando son pequeños, no intentes hacerlo cuando sean grandes”

  1. 21 septiembre, 2017 at 4:26 pm #

    esto es muy cierto aveses los padres no escuchamos a nuestro hija y es verdad hay que cambiar esta actitud para ganarnos la confianza de ellos.

Escribir un comentario