3:08 pm - martes octubre 19, 3841

Causas de migrañas que no conocías

El dolor de cabeza es tan habitual que muchas veces no le prestamos la atención que requiere.

Las migrañas pueden estar causadas por diferentes factores, algunos de ellos genéticos y otros arteriales.

Conoce algunos de los desencadenantes de este problema que afecta a miles de personas en todo el mundo.

¿Cuáles son las causas de las migrañas?

Aunque la principal causa de las migrañas es desconocida, todavía existen ciertos factores que desencadenan esta condición que en muchos casos puede ser incapacitante.

Si padeces este fuerte dolor de cabeza quizás se deba a lo siguiente:

1. El clima

El cambio de temperatura y el nivel de humedad en el ambiente pueden influir en nuestro estado de ánimo, de eso no hay dudas.

No obstante, también tienen la capacidad de incidir en la aparición o el grado de las migrañas.

  • Así, las jaquecas empeoran cuando se producen caídas en la presión atmosférica, hace demasiado calor o la humedad es muy elevada.

Si bien no podemos controlar el clima, por lo menos, podemos estar preparados para afrontar la situación.

  • Por ejemplo, si estamos en verano evitar salir en las horas del mediodía o no realizar actividades fuertes hasta el atardecer.

2. Los alimentos

Algunas comidas pueden incrementar el dolor de cabeza como, por ejemplo, el queso curado, los encurtidos y los fritos.

Si somos propensos a este tipo de cefaleas también debemos evitar aquellos alimentos que tienen demasiados conservantes y aditivos artificiales (la gran mayoría de los que venden en el mercado hoy en día).

Se recomienda entonces llevar una vida más saludable y una dieta que incluya muchas verduras y frutas crudas, sobre todo durante un cuadro de migrañas.

3. Los fines de semana

Aunque parezca extraño, los sábados y los domingos son una de las causas de las jaquecas. Aunque se trate de los días más esperados de la semana, pueden ser los detonantes del dolor.

Esto se debe a que entre el lunes y el viernes estamos bajo niveles de estrés muy elevados debido al trabajo, las responsabilidades, el estudio, etc.

Cuando llega el fin de semana, el organismo se relaja demasiado y cambia muchos de sus patrones: nos acostamos y nos levantamos más tarde, salimos de fiesta, comemos mal, hacemos demasiadas actividades en un corto plazo, etc.

4. La cafeína

No solo está presente en el café sino también en los refrescos (del tipo cola, mayormente).

La cafeína produce deshidratación en nuestro organismo y va directamente al torrente sanguíneo. Desde allí viaja al cerebro y lo altera.

Por eso después de beber una taza de café nos sentimos excitados. Sin embargo, esto tiene su consecuencia: la aparición de migrañas.

Igualmente debemos tener cuidado con la abstinencia de cafeína, ya que experimentarla también provoca dolor de cabeza.

  • Si somos amantes del café no podemos dejar de beberlo de la noche a la mañana. El proceso ha de ser paulatino.

5. Dormir en exceso

Esto, por ejemplo, sucede en la vacaciones o durante los fines de semana.

Si bien cuando nos duele la cabeza lo primero que pensamos es en acostarnos y descansar, pasar tantas horas seguidas en la cama puede provocar jaquecas.

Más que nada, debemos tener en cuenta las alteraciones en los patrones del sueño.

  • Dormir más de 8 horas seguidas una vez cada tanto no es malo si lo necesitamos pero, si se convierte en hábito, no es tan beneficioso.
  • En muchos casos la persona no se quiere levantar o sus siestas son demasiado extensas. Es importante evitar estos comportamientos.

6. Las bebidas alcohólicas

Tienen un efecto similar en el cuerpo que la cafeína.

Las personas que beben alcohol periódicamente son propensos a las jaquecas y a las migrañas ya que las sustancias que contiene son tóxicas para el organismo, deshidratan y tardan mucho en ser eliminadas.

Además conlleva un mayor trabajo para los riñones y el hígado. Una copa de vino tinto en las comidas no es malo pero sí salir de fiesta todos los días.

7. El estrés

Son muchas las consecuencias para el organismo de mantener altos niveles de estrés por un periodo prolongado.

Aunque pueda parecer que nadie se escapa de este problema y que nada se puede hacer al respecto, lo cierto es que tenemos a disposición decenas de técnicas para dejar de estar estresados y, por ende, no sufrir migrañas.

Por ejemplo, podemos practicar meditación o yoga, darnos un baño de espuma al llegar a casa, irnos al campo los fines de semana o elegir actividades placenteras después de la oficina.

8. La falta de magnesio

Si no ingieres la cantidad suficiente de este nutriente es probable que seas propenso a los dolores de cabeza. Aumenta el consumo de alimentos ricos en magnesio, como:

  • Salvado de trigo
  • Hierbas secas (cilantro, hierbabuena, entre otras)
  • Semillas de calabaza, girasol, lino y sésamo
  • Almendras, anacardos, nueces de Brasil

9. La estimulación sensorial

Cuando nos encandila una luz, entramos en una perfumería o vemos una película de acción en el cine podemos sufrir migrañas como consecuencia de estos estímulos.

Las membranas que recubren el sistema nervioso central se irritan ante algunas luces, sonidos o aromas y estimulan los receptores de dolor ubicados en el cerebro.

10. La sensibilidad al gluten

No quiere decir ser celíaco, sino ser intolerante leve al gluten.

Puedes averiguar si padeces este problema dejando de consumir aquellos alimentos que contengan este ingrediente (galletas, panes, pizzas, etc.) y analizando si te sigue doliendo tanto la cabeza.

Fuente: mejorconsalud.com

Categorías: Entérate

No hay comentarios para mostrar.

Escribir un comentario